IDEOLOGÍA DE GÉNERO

Ideología de Género
“Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en Mi, más vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar"

(Mateo 18, 6)

Es una ideología eugenésica que lleva consigo un plan para reducir la población mundial significativamente y configurar una sociedad nueva, cambiando la naturaleza humana en post humana (el transhumanismo es una etapa intermedia). De facto implica la destrucción de la persona a través de la destrucción de la familia, y no solo destruye el cuerpo biológico, sino también atenta salvajemente contra el orden moral y espiritual al conculcar los derechos de la persona y de la familia. Va mucho más allá de lo que llegó el nazismo o el comunismo en sus pretensiones totalitarias e ingeniería social, y necesariamente tiene que ser impuesta coercitivamente por los Estados, porque va contra natura y es irracional.

 

Los ideólogos de género, tras las evidentemente destructoras consecuencias del socialismo comunista y del socialismo nacionalista o nazi, plantearon en los años 60 una nueva Revolución: la sexual. Según estos ideólogos, los hombres y las mujeres somos construcciones del sistema heterosexual o heteropatriarcal, que se nos ha impuesto como sistema cultural. Por lo tanto, la naturaleza biológica y psicológica de la persona la podemos cambiar según nuestro capricho (o el de la élite mundial o política), decidiendo qué queremos ser al margen de nuestro cuerpo que es una prótesis, de nuestra genética, biología y psicología, ya que todo ello proviene de una construcción cultural. La ideología de género es la soberbia irracional en estado puro: nos podemos construir a nosotros mismos según nuestro capricho, sin tener en cuenta la naturaleza dada de lo que somos y tenemos y, sobre todo, ocultando descaradamente las desgraciadas consecuencias que provoca en aquellos que aplican esos dogmas a sus vidas (porque no es inocuo el mal que causa, ya que previamente debemos deconstruirnos, que es lo mismo que destruirnos antropológicamente).

 

Es una ideología especialmente perversa por lo que tiene de ambiciosa y porque es antinatural y anticientífica. Engloba múltiples aspectos que veremos en detalle y atenta gravemente contra:

  • El derecho a la vida.

  • La familia.

  • La patria potestad de los padres.

  • La libertad.

  • Los derechos de propiedad.

  • La igualdad de trato ante la ley.

  • El libre mercado.

  • Y el gobierno limitado.

 

Se llega a la ideología de género a través de un proceso en el que primero se nos vendió el amor libre en los años 60s, luego la anticoncepción y el aborto en los 70s, para seguir con la sexualidad sin amor y sin compromiso, la pornografía y la degradación del embarazo hasta convertirlo en un impuesto reproductivo (proclama del feminismo radical actual). Todo ello ha permitido llegar a la ideología de género, el Unisex, que implica la desintegración física, psíquica, moral y espiritual de la persona. Esta etapa de la ideología de género es la etapa de los transgénero, que avanza en paralelo con el transhumanismo. La etapa final es el posthumanismo (el hombre nuevo… una nueva especie híbrida de hombre Dios luciferino).

 

En 1968 la Escuela de Frankfurt (Habermas, Fromm, Marcuse, Benjamin y Borkenau) fue la gran promotora de la cultura de la muerte que hoy sufrimos. Sin embargo, la justificación figura en el 

informe Memorandum 200 de Henry Kissinger: Conseguir el control de los activos estratégicos de otros países mediante la despoblación eugenésica. Así que la ideología de género no es tan irracional, sino que detrás de esta psicótica ideología hay un plan demográfico de control y dominio de los recursos estratégicos del planeta, y por ello sirve al poder de la jerarquía.

 

Luego la ideología de género tiene todo que ver con la eugenesia, el aborto, la eutanasia y la perversión moral, por eso incide especialmente en el ataque contra la familia y la patria potestad de los padres, para que sea el Estado el dueño de los niños… de sus almas y de sus mentes. En junio de 2001 se reunieron en Ginebra los Comités de los Tratados de Derechos Humanos para discutir la aplicación de estos derechos a la salud reproductiva y sexual: se llamó Glen Cove+5. Decidió imponer universalmente esos derechos erradicando la patria potestad en lo referente a salud y a la educación de los hijos. Aún no podían aplicarlo porque tenían que quitar de las legislaciones nacionales los derechos de los padres y esperar a implantar su Nuevo Orden Mundial, pero ya han hecho el marco internacional dándole cobertura moral (es por el bien de los niños… al margen claro está de los padres).

La ideología de género niega a Dios y disuelve también la dignidad del hombre según el Papa Benedicto XVI, como indica en el prólogo al libro de Michael Schooyans: “esa nueva antropología que es la ideología de género, constituye la base del Nuevo Orden Mundial, es evidente sobre todo en la imagen de la mujer, en la ideología del empoderamiento de la mujer, nacida de la conferencia de Pekín de la ONU. El objeto de esta ideología es la autorrealización de la mujer; sin embargo, los principales obstáculos para ello son la familia y la maternidad. Por esto la mujer debe ser liberada de su especificidad femenina. Esta última se anula, en efecto, a través de la ideología de género, ante un ser humano indistinto y uniforme, en cuya vida la sexualidad no tiene otro sentido que el de una droga voluptuosa, de la cual se puede hacer uso sin ningún criterio”.

El papa Francisco ha advertido también desde el año 2015 que el principal instrumento de la colonización ideológica es la ideología de género o “gender”, porque vacía el fundamento antropológico de la familia.

 

Ideología de género, tiene muchísimo que ver también con el lobby Sade y la Masonería, concretamente con el Libro Blanco de la Masonería del Gran Oriente de Francia. En él se plantean la redefinición de los dogmas, pues en el Libro Blanco del GOF, todo se resume para ellos a una lucha entre el hombre y la Iglesia católica… y así justifican todos los intentos de liberación del despotismo: los cátaros, Lutero, Calvino, Voltaire, Holbach, Robespierre, etc., y dicen lo mismo que Hillary Clinton: que “coercitivamente los gobiernos deben redefinir los dogmas” (en qué debemos creer, y qué esta bien o mal por obligación legal). Según el apartado III del Libro Blanco:

 

  • No se puede reconocer delito de blasfemia o sacrilegio… no a la censura en este ámbito, pero poniendo una mordaza a los cristianos.

  • Laicización de la libertad y de la igualdad de derechos: nacimiento, vida y muerte solo son considerados desde la libertad individual dentro del marco de las leyes que apruebe el Estado laico. Lo que se concreta en la legitimación de toda la cultura de la muerte: aborto, eugenesia, eutanasia, etc.

  • Respecto de la escuela laica y el límite a la patria potestad ( Ideología de género concretamente), en el Apartado IV promueven una ciencia liberada de la religión (la justificación del trans y posthumanismo) y establecer el estatuto del cuerpo de los niños (elaborar unos “derechos de los niños” para pervertirlos sexualmente con la ideología de género, obligar a terapias con hormonas, retirar la patria potestad a los padres que se opongan, y de facto autorizar la pedofilia).

 

El lobby Sade ha sido uno de sus arietes fundamentales en esta labor. El Marqués de Sade (1740-1814) era un pervertido que decía: “el equilibrio necesita tanto del vicio como de las virtudes”. La palma de la perversión fue para Alfred Charles Kinsey (1894-1956) que elaboró el informe Kinsey, para el que llegó a abusar sexualmente y con violencia de 300 niños de entre 2 meses y 15 años para realizar sus investigaciones. Kinsey estimaba saludables relaciones entre padres e hijas y es uno de los ídolos del Lobby. Otras máximas del lobby y de la ideología de género son las de la degenerada Simone de Beauvoir: “no naces mujer, te hacen mujer”. Ella encarna la teología feminista radical actual. La jerarquía iluminista incentiva y financia al lobby Sade, ocultando el turismo sexual de tipo pederasta en países africanos e islámicos y tapando todas las miserias y delitos de muchos de sus iconos porque sirve bien a la causa de la fractura social para manipularla más fácilmente.

 

Por último, también hay que relacionar esta ideología con el Ecologismo radical. Ejemplos de ellos son la tan de moda Pachamama, el club de Roma y la Agenda 2030 y la carta de la Tierra de ONU (puro panteísmo pagano para el control por las élites de las materias primas de más de medio mundo). Ellos cabalgan tranquilamente contradicciones como las de Al Gore, que posee mineras de zinc o acciones en Occidental Petroleum; como la prohibición del CFC o refrigerantes baratos; o la prohibición del DDT y el genocidio que ha provocado con ello la malaria hasta 2006 gracias a la OMS; o la gran farsa del calentamiento global (Ha caído 2 grados la temperatura entre 1945 y 2001 según la NASA, por eso ahora lo llaman cambio climático). Pero no se queda ahí, tanto el Club Bilderberg como la ONU tienen un plan global con el Programa de ONU para el medio ambiente, porque como decía el masón Jose Luis Rodríguez Zapatero: “el cambio climático ha provocado ya más víctimas que el terrorismo internacional”.

Cualquier excusa es buena para reducir población matando inocentes como reconoce el ecologismo dogmático, y para consolidar la sinarquía de la élite iluminista. Como lo expresaba el cínico genocida del General Maxwell Taylor (1901-1987): “yo he tachado ya a miles de millones de personas. Gente que está en sitios de África, Ásia y Latinoamérica. No podemos salvarlos. La crisis de población y la escasez de alimentos nos dice que ni siquiera lo deberíamos intentar. Es una pérdida de tiempo”. Por cierto, fue miembro destacado del CFR, consejero militar en la administración Kennedy y Jefe de Estado Mayor Conjunto en operaciones militares.

 

Recomendamos ver los vídeos seleccionados y enlaces para profundizar en la cuestión.

Enlace de interés

Contacto

info@scjvita.com
Av. Reyes Católicos 8, Local 1 - 28220 Majadahonda (Madrid)

 

©2020 by SCJVITA. Creado por Belva. belvasoluciones@gmail.com

No nos hacemos responsables del contenido de los enlaces externos que contiene esta página.

Nuestro objetivo es el de informar.

Imagen de portada cedida por GOYA PRODUCCIONES

Aviso legal, políticas de privacidad y cookies

  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
SCJVITA_2020.png