VACUNAS

Vacunas
"Los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años"

(Apocalipsis 20, 4)

Vacuna es una enfermedad de las vacas, un virus que les hace señales en las ubres. Los que las ordeñaban y tenían señales de vacuna en las manos no se contagiaban de la viruela, y de ahí surgió el concepto de utilizar un virus débil para prevenir una enfermedad sistémica y potencialmente mortal o grave, el concepto de vacuna actual. Lady Montagu, en la primera mitad del s.XVIII les pasó un hilo empapado en pus de lesión de viruela humana con una aguja a través de la piel a sus hijos para prevenir la enfermedad. Así vacunó a sus hijos la aristócrata inglesa.

Al final del mismo siglo, Edward Jenner, que no era médico sino químico, utilizó al hijo de su jardinero para experimentar con una vacuna y el niño murió plagado de viruelas. El sádico de Jenner puso en sus apuntes: “No apto para vacuna”. Esto es lo que reflejaba la Enciclopedia Británica antes de que fuese manipulada según demostró Joseph McCabe en su obra: The Lies and Fallacies of the Encyclopedia britannica: how powerful ans shameless clerical forces castrated a famous work of reference. Según demostró McCabe, la manipulación de la Enciclopedia Británica tuvo lugar cuando John Davison Rockefeller la compró a través de la Standard Oil Company. Utilizó para la nueva edición a sus empleados de la Universidad de Chicago (de la que era dueño), y así a partir de 1910 publicaron la 11ª edición de la Enciclopedia a través de la compañía Britannica, Inc. con las falacias y mentiras que ahora están absolutamente generalizadas (incluyendo el Gran Google). También la Parasitología fue anulada por Rockefeller con esa compra, y por eso es tan desconocida la historia de las vacunas y la de los tratamientos contra el cáncer previos a esa manipulación. Por último, también la familia Rockefeller se hizo con el control de la Asociación contra el Cáncer, monopolizando los tratamientos contra el mismo mediante radioterapia, quimioterapia y cirugía (dejando al margen el resto de alternativas, incluso mediante “casuales” asesinatos como el del Dr. Max Gerson). Estas manipulaciones han generado unas tremendas consecuencias en las últimas décadas, pero eso es otra de las muchas historias que habría que denunciar de la familia Rockefeller, tan importante e involucrada en la conjura contra la vida humana gracias a la manipulación y ocultación de la verdad histórica y científica.

Los experimentos con vacunas siguieron haciéndose hasta conseguir unas vacunas que al menos no matasen a la mayoría de los que se la pusieran. Era tal la mortalidad causada en sus orígenes que, cuando el gobierno de Reino Unido la hizo obligatoria, un premio Nobel, fabiano, eugenista y sociópata que había sido miembro del Health Committee of London Borough Council, George Bernard Shaw, la combatió duramente y publicó al respecto varios artículos como “la vacunación es un crimen” o que “las personas inteligentes no hacen vacunar a sus hijos” publicado en el Irish Times del 9 de agosto de 1944. Muchas de estas verdades históricas ocultadas a propósito, se pueden leer también en la obra que escribió Chas M. Higgins, Los horrores de la vacunación. Los Jennerianos siempre han utilizado el miedo y la obligatoriedad para imponer sus planes eugenésicos y en la actualidad siguen haciendo exactamente lo mismo. La obligatoriedad de la vacuna de la viruela en Inglaterra finalizó cuando las cárceles se llenaron de trabajadores, padres de familia que eran buenos ciudadanos, pero que se negaron a vacunar a sus hijos porque morían por ello, y también fue clave que empezasen a morir hijos de los Lores debido a las vacunaciones.

 

Mucho se aprendió de esos horrores iniciales (de los que hay abundantes testimonios gráficos), y mucho se investigó hasta que los laboratorios locales y nacionales produjeron vacunas buenas, o desde luego mucho más tolerables por nuestro organismo, algunas de las cuales ayudaron y sin duda ayudan contra algunas enfermedades graves. Pero en las últimas décadas ha cambiado el panorama de forma radical e imperceptible: hoy muchas de las vacunas están en manos de muy pocas multinacionales que no son controladas por nadie y que son impunes de facto. Y hay no pocos estudios que ponen de manifiesto que están adulteradas y con causas de enfermedades graves, incluso de muertes.

“La vacuna no causa autismo, pero las inmunizaciones, especialmente las víricas, sí lo pueden causar. Y sobre todo, el acúmulo de ellas”. Por eso, varios médicos y doctores recomiendan que si tu hijo está diagnosticado o sospechas que tiene autismo no sigas vacunándole y no vacunes a sus hermanos (de Dra. Isabel Bellostas, Manual de autismo para padres).

También los análisis de CORVELVA, que recomendamos vivamente, ponen de manifiesto que algunas vacunas son causa de cáncer y que su contenido es sencillamente escandaloso. De estos análisis derivan responsabilidades gravísimas para las multinacionales que producen vacunas y para los gobernantes y burócratas que cejan en sus funciones respecto de la salud de los ciudadanos. Recomendamos que vea con detalle la página web Corvelva

Además, hay un gran silencio y ocultación a nivel mediático de las sentencias e indemnizaciones multimillonarias de la industria y los gobiernos por este motivo.

Recomendamos profundizar en esta cuestión viendo los vídeos que hemos seleccionado y la documentación adjunta. Si es usted científico, puede profundizar con los trabajos del Dr. Andrew Moulden, la Dra. Jayne Donegan, el Dr. Piedrola, el Dr. Russell L. Blaylock (dijo en 2008: “cuanto más me meto en el tema de vacunas más me preocupa que no sea una forma de producir una pérdida de salud masiva en los Estados Unidos). También el trabajo del Dr. James Jeffrey Bradstreet, el de Theresa Deisher, el Dr. Dietrich Klinghardt, la Dra. Helen Victoria Ratajczak, la Dra. Stephanie Seneff, la consultora Marcella Piper-Terry y el Dr. Wakefield entre otros.

Queremos recalcar que no somos antivacunas, pero queremos saber toda la verdad sobre las siguientes cuestiones:

  • Si las vacunas contienen mercurio por utilizarse como inactivador de los cultivos. Si es así exigimos responsabilidades por ello porque las secuelas son gravísimas.

  • Si están contaminadas de ADN fetal humano obtenido de abortos y las consecuencias que esto provoca especialmente en recién nacidos y niños pequeños porque no hay estudios de seguridad y carcinogenicidad. Nos escandaliza que en Italia se haya publicado recientemente la revisión por pares sobre vacunas MPRV y MMRV (Priorix Tetra) que demuestran la contaminación con ADN fetal humano (de abortos) y el peligro y falta de control en estas vacunas:

Primera publicación de revisión por pares sobre vacunas MPRV (Priorix Tetra)

Primera publicación revisada por pares sobre vacunas MMRV (Priorix Tetra)

  • Conocer las pruebas de seguridad periódicas de las vacunas aprobadas y obligatorias. Nos preocupa enormemente que las vacunas no sean consideradas medicamentos sino productos biológicos y que sigan un sistema privilegiado de legalización y comercialización según la Ley de uso racional del medicamento. Lo grave de esta situación es que no haya control de los adyuvantes químicos en las vacunas (aluminio, mercurio, formaldehido, sorbitol y lactosa), y sobre todo que esta parte no biológica de la vacuna esté exonerada de ensayos y controles.

  • Si es verdad que una vacuna no es la misma en España que en otros países, y si difieren las marcas, incluso si difiere el contenido de distintos lotes de la misma vacuna de una misma marca. Exigimos claridad tanto en los controles biológicos y no biológicos de la vacuna.

  • Qué estudios hay de comparativa del coste económico y social de la vacunación masiva, por ejemplo en la vacuna tetravalente para meningitis.

  • Conocer el estudio de seguridad previo de cada vacuna.

  • Conocer el estudio previo de eficacia de cada vacuna.

  • Justificación presupuestaria de lo que gastamos anualmente en vacunas. Adjuntamos demanda de la abogacía del estado contra el cumplimiento de transparencia.

  • Saber quienes reciben las incidencias generadas por las vacunas en el sistema de farmacovigilancia, ya que tenemos fundadas sospechas de que son delegados de las empresas comercializadoras según la Directiva de farmacovigilancia, las fichas técnicas de las vacunas y la Ley del medicamento. Esto sería un escándalo por el enorme conflicto de interés que supone que vigile (y oculte) el mismo que vende las vacunas, siendo juez y parte.

  • Conocer las estadísticas de seguimiento de autismo, enfermedades raras, alergias de origen desconocido, cáncer, etc., que se hayan detectado tras vacunaciones.

Tras la crisis del Coronavirus esta cuestión es una de las más importantes a esclarecer, para que la cultura de la muerte que están imponiendo los eugenistas de la jerarquía del Nuevo Orden Mundial no utilice las vacunas como arma de despoblación mundial.

Existen pruebas evidentes de su mala fe, como hemos denunciado en otros apartados de la web, pero lo peor es que existe un gran desconocimiento por parte de científicos y población civil sobre esta cuestión y por ello le damos énfasis con la finalidad de que se conozca la verdad y se exija transparencia total y responsabilidad civil y penal a los criminales implicados en las barbaridades que están ocurriendo. Las vacunas pueden ser un eficacísimo instrumento para el mal en manos de la jerarquía iluminista, y mucho nos tememos que así está ocurriendo por desgracia para la inmensa mayoría de la población mundial.

Por todo ello, también pedimos la rectificación inmediata a D. Federico de Montalvo, abogado y Presidente del Comité de Bioética de España, por la barbaridad que defiende en el artículo adjunto. El Estado no está garantizando la seguridad y transparencia de las vacunas actualmente, al revés, parece un instrumento fundamental para el ocultamiento a la población de la verdad. Por esto, en ningún caso es justificable por ilegítimo, ilegal e inmoral, quitar la patria potestad a los padres por un tiempo para obligar a vacunar a los hijos. Esperamos que rectifique esa posición aberrante a la mayor brevedad posible porque no es digna esta postura de un Comité de Bioética justo.

Opinión del presidente del comité de bioética de España 

El Aborto y su relación con las vacunas
Posible vacuna Covid 19
Autismo
Otros relacionados con vacunas
Páginas Web y Documentos de interés
OTROS VÍDEOS DE INTERÉS

Vídeo en español

Vídeo en inglés con subtitulos en español

Vídeo en inglés con subtitulos en español

Vídeo en alemán

Vídeo en inglés

Otros Vídeos

Contacto

info@scjvita.com
Av. Reyes Católicos 8, Local 1 - 28220 Majadahonda (Madrid)

 

©2020 by SCJVITA. Creado por Belva. belvasoluciones@gmail.com

No nos hacemos responsables del contenido de los enlaces externos que contiene esta página.

Nuestro objetivo es el de informar.

Imagen de portada cedida por GOYA PRODUCCIONES

Aviso legal, políticas de privacidad y cookies

  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
SCJVITA_2020.png